Hombre Griller’s®

Hoy, los hombres hemos regresado a la era del hielo. Después de miles de idas al salón de belleza por cortes de $2,500 baros, de carritos llenos de pura cosa light y de fines de semana de bautizos, nos hemos olvidado de quiénes somos.

Señores: ellas nos han congelado… y no me malinterpreten, las mujeres nos han dado mucho, pero es momento de recuperar a los amigos. Los jueves de dominó y los domingos de fut. Ya es tiempo de encender la parrilla y de que las chelas vuelvan a reinar en el refri.

Así que, con el corazón en la mano y una alita en la otra, hagamos un pacto. De ahora en adelante nos daremos tiempo para unas Griller’s porque ¡queremos jueves de amigos y de Griller’s, auuu!

Las chelas, las botanas y unas Griller’s nos mantendrán en forma. Porque estár redondo es la forma correcta. Es nuestra forma.

Dejemos las noches rosas para ellas. Hagamos una noche Griller’s al menos una vez a la semana, en la que la tapa del baño esté ¡siempre arriba! Así como la parrilla encendida y hasta el borde de Griller’s, porque no hay mejor perfume que el humo del carbón ¡ahhh!

Cuidémonos entre nosotros. Fingiremos que sigues en la oficina, tendremos sillones más cómodos por si te mandan a dormir afuera. Llevaremos siempre dos bolsas de carbón en la cajuela del auto porque no sabemos quién las necesitará. Y siempre habrá unas Griller’s dispuestas a ser comidas…

Porque con Griller’s, todo empieza.